Y al final de día…

Despertar con la necesidad de cambiar tu vida y tu entorno y empezar a tomar decisiones que muy seguramente no serán tan bien recibidas por los tuyos no es fácil, pero cuando lo sabes, lo sabes y no hay nada que hacer,  esto ocurrió esta mañana cuando sentada lista para ir a trabajar me pregunte a mi misma: ¿realmente quieres estar allá? y la respuesta fue clara y concisa era un  rotundo NO, y supe que no estaba equivocada cuando salí de la empresa y pude sentir esa sensación de felicidad infinita, de libertad, supe que aunque era un buen trabajo poco estaba aportando a mi crecimiento personal y profesional porque mis ganas de comerme al mundo son gigantes y las limitaciones que tenia eran grandes, y aunque es una decisión importante estoy segura que es la mejor que he tomado.

Pienso que cuando llega ese punto de la vida en donde empiezas a cuestionarte si lo que haces esta bien o te aporta lo que quieres que te aporte, es el momento de hacer un stop y analizar cada uno de los aspectos de la misma, preguntarte en qué punto dejaste de estar feliz y empezaste a conformarte con lo que decían los demás, porque aunque parezca a veces tonto, esas pequeñas cosas de la vida pueden llevarte a grandes cambios, son aquellas pequeñas decisiones que dan vuelco a tu mundo y todo vuelve de nuevo a empezar, pero es volver y hacerlo mejor, dar mas, que se sienta que realmente el mundo te pertenece, porque no estas aquí para menos que todo. Me había llevado tiempo entender que todo debe tener un orden, y aunque era consciente de ello, fue hasta esta noche que un buen amigo al que admiro y estimo mucho de manera dura pero sutil me hizo entender que es necesario tener un plan, tener un orden claro y saber cual sera el próximo paso a dar.

Se que es el momento de hacer todo aquello que por diversas cuestiones había aplazado, es el momento de dar el siguiente paso, de retarme a mi misma y retar a los demás, de saber que puedo dar mas de lo que  ya doy, de salir a que el mundo conozca a Julie Rivera, esa Psicóloga en formación que esta loca, loca de ganas de comerse al mundo y aunque desconozco qué vaya a pasar mañana, de lo que estoy segura es que las ganas no se van, porque sin importar la situación, la locura mas grande puede estar ocurriendo, ¡que no pare la locura de vivir! porque esto es la vida, ser feliz y saber que lo eres.

The following two tabs change content below.

Julie Rivera

Psicóloga en formación, amante de las letras y el buen café, altruista y soñadora, enamorada de la vida y todo el caos que es vivirla.

Latest posts by Julie Rivera (see all)